El líder mundial, Kässbohrer, automatiza la producción de sus PistenBully con los robots de pintura de Dürr

Bietigheim-Bissingen, 28 de noviembre de 2018 – Los pisa nieve PistenBully de Kässbohner ahora se pintan con robots Dürr. Esto reduce a la mitad el tiempo el proceso de pintado, dado que la aplicación de pintura con robots es más rápida que los procesos manuales. Para este fabricante internacional de vehículos especializados en la preparación de pistas de esquí, la automatización del proceso significa una mayor eficacia en la producción y menor exposición de los trabajadores a las pinturas y sus solventes.

Temperaturas por debajo del punto de congelación, cristales de hielo afilado, fuerte radiación ultravioleta: Cuando se utilizan los pisa nieves en las pistas de esquí normales y de esquí de fondo, la superficies de la cabina de la PistenBully son sometidas a las condiciones extremas. Para protegerle contra las inclemencias del ambiente se aplican dos capas de imprimación y la capa base con un robot de pintura de Dürr, EcoRP L033, lo cual cubre las partes metálicas, tanto las internas como las externas. “El robot necesita como mucho una hora para pintar una cabina. Anteriormente eran pintadas a mano y llevaba mucho más tiempo. Gracias al tiempo que nos ahorramos por cabina hemos podido aumentar la producción de cabinas a 600 al año”, explica Uwe Thierer, director de la planta de Laupheim de Kässbohrer Geländefahrzeug AG.

Admás de rapidez, los robots proporcionan una calidad replicable y uniforme que asegura una alta eficiencia en el proceso. Las capas de pintura son aplicadas en una cabina combinada. Primero, el EcoRP L033 aplicará las dos primeras capas de imprimación como un agente de adhesión y protección a la corrosión una sobre otra sin secado intermedio.La tecnología de dosificación y cambio de color integrada en el brazo delantero del robot reduce al mínimo la pérdida de pintura cuando se cambia de color, y permite periodos de enjuague más cortos con el mínimo consumo de disolvente. Después de esto, tiene lugar la fase de secado intermedio antes de la tercera capa de pintura, la capa base como aplicación de color.

Dürr también ofrece la posibilidad de entregar su producto con la tecnología de transportadores skid con mesa giratoria y funciones de inclinación Esto asegura ajustes de la carrocería reproducibles, así como la correcta posición de la misma durante el proceso de pintado. El robot pinta totalmente el cuerpo de la carrocería y además al añadir dos capas de imprimación protege la pieza contra la corrosión, lo que en el pintado de coches tiene lugar en el tanque. Dispone de cinco recipientes a presión para los principales colores, endurecedor y disolvente.

La automatización del pintado incrementa la seguridad laboral
Otro de los argumentos a favor de la automatización del proceso de pintado es la protección de la salud. Cuando se hace de forma manual, los trabajadores están expuestos a los vapores de pintura y disolventes. Cuando se usa un robot, liberamos a los trabajadores de esta carga. Como parte del proceso de automatización, Kässbohrer también ha cambiado la pintura a una sin cromato para la fabricación de los PistenBully.

El robot EcoRP L033 de Dürr ofrece un proceso de pintado automatizado a Kässbohrer Geländefahrzeug AG.

Un armazón automático gira e inclina el cuerpo en la posición correcta para el pintado.