Personalización de producto: Dürr posibilita el pintado bitono de coches completamente automatizado por primera vez

- Un gran salto cualitativo a la hora de pintar con dos colores

- Personalización de producto más fácil

- También adecuada para la producción de coches eléctricos

Madrid, España, 29 de julio de 2019 – Cuanto más personalizado, mejor – este lema influye cada día más en las decisiones de compra. Si nos centramos en el color de los coches, la tendencia de la personalización va en aumento. Concretamente los compradores de coches pequeños piden, cada vez más, colores de contraste y de realce, como por ejemplo el color del techo, para destacar entre la multitud. Para la industria de la automoción, el pintado bitono supone un mayor coste y esfuerzo. No sólo requiere más tiempo y energía, también genera muchos residuos. Gracias a la innovación pionera ofrecida por Dürr, esta situación está cambiando. Con el sistema EcoPaintJet, el líder mundial del mercado de tecnologías de pintado presenta una solución automatizada, la cual asegura un nivel de precisión sin precedentes a la hora de aplicar líneas definidas. El EcoPaintJet también ofrece beneficios importantes al pintar coches eléctricos. Dürr presentó la solución al público por primera vez en su jornada de puertas abiertas Open House, que tuvo lugar recientemente en la sede de la compañía en Bietigheim-Bissingen, Alemania.

El doctor Jochen Weyrauch, CEO de Dürr Systems AG, afirma: “el EcoPaintJet es un salto cualitativo en el camino hacia el pintado eficiente de coches con dos colores. Es el primer sistema que combina la personalización con la automatización del producto de manera efectiva.”

Cuando sólo se aplica un tipo de pintura, la eficiencia de las plantas modernas de pintado automatizado no tiene rival. Gracias a sus procesos altamente automatizados, grandes plantas pintan 300.000 carrocerías anualmente, a la vez que mantienen un nivel de calidad alto. Sin embargo, añadir un color de contraste o realce, por ejemplo, en el techo o como una franja de diseño, significa un aumento considerable de trabajo extra: una vez que toda la carrocería ha sido pintada del color básico, tiene que secarse y enfriarse, para luego aplicarle cinta de enmascarado a mano – excepto en las áreas que se van a pintar de otro color. Luego la carrocería vuelve a entrar en la línea de pintado, donde se le aplica el segundo color. Después de volver a enfriarse y secarse, debe retirarse la cinta, de nuevo a mano. Esto no sólo está asociado a costes de producción más altos, sino que se requiere un incremento de al menos un 25% de la energía requerida para el secado de la pintura en comparación con el pintado con un solo color. Adicionalmente, se utilizan de 6 a 15 metros cuadrados de cinta de enmascarado para cada coche. Además, la línea de pintado queda bloqueada por la segunda aplicación de pintura, lo que supone un desperdicio de tiempo valioso.

No se requiere de cinta de enmascarado
El nuevo proceso de Dürr, conocido como EcoPaintJet, es mucho más eficiente, ya que prescinde totalmente de la necesidad de cubrir con cinta la carrocería. Esto se logra gracias al nuevo aplicador. Estando fijado a un brazo de robot, se mueve sobre el área determinada y aplica líneas de pintura con gran precisión. La pintura cae exactamente en el área establecida y en ninguna otra parte – ni siquiera en pequeñas cantidades. Como resultado de esto, el resto del coche no debe ser cubierto con cinta de enmascarado. Se necesita sólo un tiempo de ciclo de 120 segundos para aplicar un color de contraste en el techo de una carrocería. Comparando: utilizando cinta de enmascarado, sólo el tiempo de colocarla y quitarla requiere de 50 min aproximadamente.

Los coches eléctricos parecen más planos
EcoPaintJet ayuda a los fabricantes de coches a cumplir con un importante requisito de los clientes. Algunos coches eléctricos se construyen un poco más altos que los coches convencionales, ya que la batería se instala en el ensamblaje del suelo del coche, debajo del compartimento para los pasajeros. Sin embargo, muchos compradores quieren que sus coches se vean bajos y deportivos. Para lograr ese efecto, se utiliza un color oscuro y que contraste para hacer una franja de pintura entre el techo y el lateral del coche, así como también en la talonera, lo cual hace que el coche parezca más bajo. El EcoPaintJet está adaptado perfectamente para ese propósito, ya que aplica la franja de manera precisa, sin comprometer el acabado existente.

No más “overspray”
El EcoPaintJet consigue un alto nivel de precisión porque el aplicador no genera ningún “overspray”. Es decir, no genera pequeñas gotas de pintura que son producidas por otros pulverizadores, las cuales caen fuera del área definida. El EcoPaintJet tiene una placa de boquillas de mecanización compleja que mide sólo unos pocos centímetros cuadrados, lo que impide que se forme “overspray”. La placa de boquillas, que forma la parte inferior del aplicador rectangular, tiene alrededor de 50 huecos apenas visibles, con un diámetro aproximado de una décima parte de milímetro. Se utilizan para aplicar la pintura sobre la carrocería mediante chorros paralelos a una distancia de 30 milímetros. 

El aplicador es la pieza central del sistema perfectamente diseñado EcoPaintJet. Esto también incluye el robot de pintado EcoRLP 133i, el cual mueve el aplicador sin vibraciones. Un sistema de medición equipado con sensores brinda una precisión máxima. Realiza una medición 3D del área a pintar y manda los datos al software de control, que calcula constantemente sobre qué trayectoria tiene que ser movido el aplicador para lograr un acabado óptimo – a esto se le llama generación de trayectoria automática. También determina cómo debe girar el aplicador, además de la velocidad requerida para aplicar exactamente la cantidad correcta de pintura.

Según el Dr. Lars Friedrich, responsable de tecnología de aplicación en el Consejo de Dirección de Dürr Systems AG: “este proceso de alta tecnología permite a la industria de automoción cumplir con requisitos específicos de los consumidores de manera más rápida y asegurando una calidad alta. Hay gran interés en el mercado,  ya que ofrecemos un verdadero valor añadido con esta nueva tecnología.”

El EcoPaintJet está siendo probado actualmente en 7 fábricas de automóviles. Mientras tanto, Dürr ya está trabajando en profundizar en el desarrollo de la tecnología, que también puede pintar geometrías más complicadas. Esta versión mejorada, conocida como EcoPaintJet Pro, permite que cada hueco de la placa de boquillas pueda abrirse y cerrarse de manera individual. Esto ofrece aún más opciones de personalización del producto. En el futuro, también debería ser posible aplicar automáticamente letras y logos– de modo parecido a una impresora digital.

keyboard_arrow_up