Drawing of the Ecopure® SCR

Procedimientos catalíticos

Dürr ofrece una serie de diferentes instalaciones catalíticas de purificación de aire que consiguen excelentes resultados con diferentes parámetros de sustancias nocivas y de operación.

Para describir el funcionamiento de las instalaciones de Dürr basadas en el procedimientos catalíticos, hay que aclarar primero el significado del concepto catalítico. Lo primero que hay que plantear son las características diferentes entre una instalación catalítica y otras variantes de instalación.

Los procedimientos catalíticos siempre trabajan con ayuda de un catalizador. La tarea de un catalizador es reducir la energía de activación necesaria que debe aplicarse para conseguir una reacción. En Dürr se utilizan catalizadores para procesos de oxidación y también para procesos de reducción. Por eso Dürr ofrece distintas variantes de instalación para satisfacer perfectamente las necesidades del cliente.

¿Cómo funcionan los procesos catalíticos?

Las sustancias nocivas existentes en el aire de extracción se convierten en sustancias inocuas a partir de una temperatura determinada. Esto sucede normalmente a temperaturas muy altas, entre 700 y 800°C. Se necesita mucha energía para calentar el aire de extracción a esas temperaturas, por lo que se utiliza un catalizador para bajar la temperatura de reacción y, por tanto, reducir la aplicación de energía. De esta manera, las temperaturas de reacción se pueden reducir hasta valores entre 300 y 500°C, con lo que se consigue un ahorro considerable en energía y en costes.

Sin embargo, para que la conversión de las sustancias nocivas se realice sin problemas, hay que tener en cuenta dos condiciones. El gas de escape debe tener una determinada temperatura mínima para que pueda producirse una reacción en el catalizador. Para ello se utiliza normalmente un intercambiador de calor que transfiere la energía del aire purificado a la del aire de extracción. De esta manera, se puede calentar el aire de extracción y alcanzar la temperatura necesaria para que se produzca una reacción en el catalizador.

Además, el aire de extracción también debe acondicionarse previamente dependiendo de su composición, para eliminar del aire de extracción las partículas no deseadas. Esto es necesario para evitar una intoxicación del catalizador con los denominados «venenos de catalizador». Éstos provocan una desactivación del catalizador por la que queda inutilizable y ya no puede seguir realizando su función. Los venenos de catalizador ocupan la superficie del catalizador y ralentizan su efecto, o provocan que el catalizador quede totalmente inutilizable. Por eso las variantes de instalación de Dürr se pueden utilizar sólo con determinadas cargas de sustancias nocivas del aire de extracción. Si debe eliminarse una sustancia nociva del aire de extracción que represente un envenenamiento del catalizador, no se puede usar una combustión catalítica.

Distintas variantes de instalación para necesidades especiales

Para la purificación catalítica del aire de extracción, Dürr ofrece distintas variantes de instalación que pueden reaccionar a las sustancias nocivas que se desprenden y a los parámetros de acompañamiento dados, y garantizan una purificación de aire de extracción ideal.

La oferta incluye, por un lado, Ecopure® HPX; esta instalación representa la solución ideal para purificar el aire de extracción de gases de escape que se encuentran bajo alta presión. Por el contrario, la conversión de las sustancias nocivas en Ecopure® LPX se realiza a presión ambiente y es ideal para destruir compuestos orgánicos volátiles (COV) en el aire de extracción.

Si es necesaria una eliminación del polvo, desulfuración y desnitrificación del aire de extracción, Ecopure® CCF es la solución adecuada para su caso de aplicación. Esta instalación de elemento de filtro permite la limpieza simultánea de distintas sustancias mediante oxidación catalítica.

Por el contrario, las instalaciones Ecopure® RCO combinan las ventajas de los intercambiadores de calor de efecto regenerativo con las de una oxidación catalítica. Esta variante de instalación de Dürr se utiliza para reducir sustancias nocivas de flujos de aire de extracción poco cargados y para reducir olores.

La última variante de instalación basada en los procedimientos catalíticos es la instalación de purificación de aire de extracción Ecopure® SCR, que sirve para la reducción catalítica selectiva de óxidos de nitrógeno (NOx) de los gases de combustión y los gases de proceso, cuando se necesitan índices altos de óxidos de nitrógeno.

Contact
Contact Sales Environmental
Sales
Dürr Systems AG
Carl-Benz-Str. 34
74321 Bietigheim-Bissingen
Alemania